domingo, 20 de mayo de 2018

Blackrazor en manos de los Magos Rojos


Andaba hoy releyendo Retorno a la Montaña del Penacho Blanco —ese módulo-campaña que apareció para AD&D 2 en plena etapa crepuscular de la edición, 1999—, cuando me he topado con la siguiente ilustración de Wayne Reynolds:


Obviamente, estamos ante un tributo a la ilustración realizada por Bill Willingham para la contraportada del celebérrimo módulo de Lawrence Schick S2 White Plume Mountain — impresión de 1981—. En ambas podemos ver a un afortunado —¡o desgraciado!— Personaje sosteniendo la mítica arma inteligente llamada Blackrazor, una espada que, en palabras de su creador, es una copia de la Stormbringer aparecida en Elric of Melniboné de Michael Moorcock.


Sin embargo, otra ilustración me ha venido inmediatamente a la cabeza nada más ver la primera. En este caso, estoy hablando de una obra de Todd Lockwood que aparece en el Escenario de campaña de Reinos Olvidados para D&D 3.0:


Dejando de lado que la primera obra representa a un hechicero y la última a un combatiente, existen coincidencias significativas entre ambas. Mismo rictus, misma cabeza afeitada, tatuajes, pendientes... Incluso la posición y forma de las orejas es bastante similar en las dos ilustraciones. ¿Estamos ante un homenaje? Posiblemente. ¿Está Lockwood haciéndole un guiño a Wayne Reynolds —con quien ya había coincidido en el apartado artístico de otros libros, como el propio Manual del Jugador de D&D 3.0—? ¿Está el autor de esta última ilustración queriendo decirnos algo?

Lo curioso del asunto es que la obra de Lockwood representa a un Mago Rojo de Thay. En el centro de Thay se alza una cadena montañosa repleta de volcanes activos —Thaymount—. Precisamente, el emplazamiento del módulo original S2 donde reside Blackrazor —en manos de un ogro mago—, es un volcán. La Montaña del Penacho Blanco pertenece al escenario de Greyhawk pero, ¿podría estar sugiriendo Lockwood que es Thay la ubicación de la Montaña en los Reinos Olvidados? Son sólo devaneos que imagina uno, y posiblemente ande completamente errado.

Resulta que, a pesar de originalmente formar parte de Greyhawk, Blackrazor se convirtió con el paso de los años en un objeto mágico perteneciente al canon de D&D. Aparece en la Guía de armas y equipo de D&D 3.5 acompañada de una ilustración que, en este caso, homenajea a la aparecida en Retorno a la Montaña del Penacho Blanco. Homenajes dentro de homenajes:



Con la aparición del suplemento Armas de leyenda en 2005, Wizards of the Coast ofreció un pdf gratuito que adaptaba White Plume Mountain a las reglas del sistema d20. Finalmente, Blackrazor vuelve a hacer acto de presencia en la Guía del Dungeon Master de D&D 5, en este caso como «objeto sintiente».

Todavía cabe mencionar la aparición de Blackrazor en una versión —más o menos oficiosa— de los Reinos Olvidados: el videojuego Baldur's Gate II: Shadows of Amn (año 2000). En él, Blackrazor podía ser entregada por el Demonio de la Avaricia del capítulo 7, ubicado en los Nueve Infiernos —es decir, en Baator—. Sin embargo, en la versión extendida del videojuego, el arma también podía obtenerse en los Pozos Negros de gladiadores de Thay. Esta peculiaridad pasa a reforzar mi teoría peregrina de que tanto la Montaña del Penacho Blanco como Blackrazor están relacionados de alguna manera con Thay.

Aún así, no hay una respuesta definitiva acerca de cuál es el papel de Blackrazor en los Reinos ni dónde se ubica exactamente la Montaña del Penacho Blanco, si es que emplazar tal elemento en Faerun es siquiera posible. El año pasado, Tales of the Yawning Portal para D&D 5 sugería ubicar la Montaña del Penacho Blanco cerca de Neverwinter. Sin embargo, me mosquea que, en dicho suplemento, el módulo White Plume Mountain aparezca justo antes del módulo Dead in Thay, indicando que ambos pueden jugarse en una misma campaña en forma de capítulos secuenciales.



Tanto da si mi teoría es acertada o si se basa en un cúmulo de casualidades, razonamientos forzosos y lógica sesgada. Mi propuesta no es más que una entre las infinitas posibilidades que tiene cada DM, cada mesa. Lo importante es que las conexiones existentes entre las ilustraciones han logrado hacerme imaginar soluciones alternativas. En mi «versión de los hechos», Keraptis, el poderoso PNJ detrás de la trama del módulo original, podría haber sido un antiguo zulkir; incluso una versión alternativa del propio Szass Tam. Esta versión no tiene demasiado que ver con el Keraptis de Greyhawk aparecido en el número 77 de la revista Dungeon.

Una vez metido en faena, voy a lanzar otra idea desmedida al aire. Resulta que en White Plume Mountain se esconde un antagonista de los PJ junto a sus ocho guerreros: se trata de Sir Bluto Sans Pite. El caballero permanece fugado junto a sus compinches tras perpetrar el asesinato de ocho niños en el episodio conocido como River of Blood —¿de nuevo una referencia, esta vez al famoso discurso de Enoch Powell?—. «Bluto» tiene un cierto parecido con el apellido Blume. «Sans Pite» parece a todas luces una mala adaptación del término francés «sans pitié»: despiadado, implacable, sin piedad. ¿Podría ser Sir Bluto Sans Pite el alterego de «Brian Blume el Despiadado»?



Ya sabéis que Gary Gygax y Brian Blume andaban por aquel entonces empezando su cruenta disputa personal en pos de mantener el control sobre TSR —proceso que culminaría, tras dos etapas, con la salida de Gygax de la compañía y la venta de sus acciones—. Se desconoce si el autor de White Plume Mountain, Schick, creó a Sir Bluto, o si fue una sugerencia de alguno de los colaboradores del módulo —Mike Carr, Allen Hammack, Harold Johnson, Tim Jones, Jeff Leason, Dave Sutherland y Jean Wells— o incluso del propio Gygax. Lo único cierto es que en la historia oficial de Greyhawk, Sir Bluto finalmente es capturado por Yrag —anagrama y nom de guerre del primer Personaje creado e interpretado por Gary Gygax— y Robilar —Personaje de Rob Kuntz, compañero de mesa de Gygax desde 1972—. Esta hazaña reportó a los Personajes de Gygax y Kuntz el reconocimiento de la Oligarquía de la Ciudad Libre de Greyhawk y les proporcionó títulos de propiedad que a la postre se materializarían en las Tierras de Robilar y la Hacienda Yrag.

¿Estamos ante un nuevo «recado» en clave, tan habitual en el vasto conjunto de suplementos de D&D, como ya ocurrió con el gigante Nonsra, el jacuzzi de Castle Greyhawk o la traición de Rary —leed el impecable artículo de Jordi Morera en Tras la última frontera—? La analogía de Gygax atrapando a Blume y llevándolo ante la justicia podría estar al mismo nivel que la de Rary el Traidor: Blume traicionando a Gygax y quitándole lo que más quería. Admito que es una apreciación cogida con pinzas, pero dejo aquí la idea por si alguien desea seguir tirando del hilo.

Independientemente de si Bluto es un anagrama de Blume, poca duda cabe de que el apelativo «sans pite» proviene del villano que se opone a Sir Lancelot en Le Morte d'Arthur de Thomas Malory: Sir Breuse Sans Pite. Dejando a un lado la genial referencia mitológica, lo alucinante es que en 1986 la serie de dibujos animados Cazafantasmas incluyó en uno de sus capítulos —Hard Knight's Day— la aparición de Sir Breuse, atrapado en un tapiz por Merlín:



Pues bien, resulta que el ya mentado Tales of the Yawning Portal para D&D 5 incluye un pequeño juego en su interior en el que el lector debe adivinar a qué personajes del imaginario de Dungeons and Dragons se corresponde cada rostro de la ilustración de cubierta del libro, realizada por Tyler Jackobson:
 

Para nuestro disfrute, dado que el suplemento contiene el módulo White Plume Mountain, la portada incluye a un PNJ aparecido en dicha aventura... y no es otro que Sir Bluto Sans Pite. Se trata de la única imagen oficial que tenemos de Sir Bluto. Su representación es muy pequeña, pero puede adivinarse claramente a un guerrero con casco... un guerrero de barba pelirroja. Jackobson, o la coordinación artística responsable del suplemento, se han inspirado en el Sir Breuse de Cazafantasmas, basado en Malory, para representar a Sir Bluto, basado en el original de AD&D. ¿No son alucinantes las referencias dentro de referencias?

No acaba aquí la cosa, pues es totalmente plausible que el Sir Bluto de Jackobson se basase en la descripción del Personaje que hizo Erik Mona para el módulo de la RPGA River of Blood de D&D 3.0 en el año 2000. En él, Mona describe a Sir Bluto como «pelirrojo y barrigón, [...] de apariencia ceremoniosa [...],  ataviado con una coraza [...]. Su mirada es poderosa y quizás malévola». Por tanto, parece que es Erik Mona quien vincula a Sir Bluto con el Sir Breuse de Cazafantasmas.

El caso es que hace un tiempo ya hablé en Google+ acerca de la curiosa semejanza entre los medianos de la segunda época de Dark Sun y los medianos de Eberron. Incluso la postura de los pies del halfling de la derecha es parecida —ilustraciones de Jim Crabtree (arriba) y Ron Lemen (abajo)—:


Resulta muy gratificante constatar como, no importa cuántos años pasen, el rico universo de Dungeons and Dragons sigue proporcionando nuevos detalles ocultos, referencias sucintas y homenajes velados —lo que los gamers llamarían easter eggs—. Muchas veces he hablado en esta casa acerca de cómo D&D es desde los años 80 un producto de consumo que se auto-referencia continuamente, careciendo de oportunidades para abandonar la senda de lo ya establecido; sin apenas espacio para la innovación. Sin embargo, creo firmemente que este tipo de detalles —pequeños, medidos, introducidos con buen gusto y con cierto «sentido histórico»; no meras y burdas copias—, enriquecen la experiencia del aficionado y contribuyen a alimentar el legendarium del juego, en el cual distintas piezas del mismo, lejanas tanto en tiempo como en propósito, se unen mediante lazos tenues a la par que inspiradores. Nunca he sido muy amigo ni del arte de Lockwood ni del de Lemen, pero después de conocer estos detalles tengo claro que cada vez que me tope con una de sus obras voy a mirarla con otros ojos; menos críticos, más curiosos.

PD: no dejéis de escuchar la canción Keraptis de Bards of Greyhawk.





No hay comentarios:

Publicar un comentario