lunes, 9 de octubre de 2017

Tabla completa de armas

De modo similar a lo que ya hiciéramos con la tabla completa de armaduras, hoy traemos una hoja de cálculo, a la cual se puede acceder desde este enlace, en la que se reflejan todas las armas del Manual del Jugador, y se establecen las correspondencias entre las entradas plagadas de erratas de la edición de Ediciones Zinco de 1992 (o 2.0), las de la edición de Martínez Roca de 1998 (o 2.5) y las de la edición original en inglés (TSR, 1995). Pulsando sobre el encabezado de cada columna de la hoja de cálculo, es posible reorganizar la tabla en orden creciente o decreciente.

Los nombres de las armas de asta cambian mucho entre la edición de 1992 y la de 1998

Además, se han aplicado algunas aclaraciones aparecidas en el Manual del buen guerrero. Así, para interpretar esta tabla completa de armas, se debe tener en cuenta lo siguiente:
  • Los modificadores al daño de las armas (columna Mod.) aparecen explicados cuando se pasa el ratón por las casillas correspondientes, y son los siguientes:
    1. Daño doble cuando se prepara para recibir una carga.
    2. Daño doble cuando se prepara para recibir una carga contra criaturas de tamaño G o mayor.
    3. Puede desmontar a un jinete si consigue impactar.
    4. Daño doble si se usa desde la grupa de una montura que se lance a la carga.
  • Si el arma utiliza munición, su precio se indica en la anotación de la columna Precio.
  • Se ha añadido la Lanza larga del Manual del buen guerrero, un arma común (al contrario del resto de armas nuevas que aparecen en el este manual) que extrañamente no aparece en el Manual del Jugador.
  • Se muestran dos columnas relativas a las manos que deben utilizar las criaturas de tamaño P (personajes gnomos y medianos) o tamaño M (personajes elfos, enanos, humanos y semielfos) para manejarlas (Manos P y Manos M respectivamente). En estas columnas, se ha tenido en cuenta la norma básica del Manual del jugador: «Un personaje siempre puede empuñar un arma que sea igual o inferior a su propio tamaño. Normalmente esto sólo requiere de una mano, excepto en algunas armas de proyectil (en especial arcos y ballestas). Un personaje también puede usar un arma que sea de un (y sólo de un) tamaño mayor que él, pero ha de enarbolarla con ambas manos.» Si bien se han considerado varios matices:
    • De la norma principal se deriva que: «Una criatura puede utilizar armas de su mismo tamaño y de un tamaño menos con una mano, y armas de un tamaño más con las dos manos. No es posible utilizar armas con más de un tamaño de diferencia respecto al esgrimidor.» De este modo, un ogro (tamaño G) puede utilizar un Mandoble (tamaño G) o una Espada ancha (tamaño M) a una mano, pero no puede utilizar una Daga (tamaño P).
      • Excepción del Manual del buen guerrero: El Arpón y el Tridente son armas a de tamaño G que pueden utilizarse a una o dos manos por criaturas de tamaño M y pueden arrojarse.
    • Se han aplicado las aclaraciones aparecidas en el Manual del buen guerrero respecto a las armas que pueden utilizarse a una y dos manos por criaturas de tamaño M. Además, si estas pueden lanzarse, se aplica el daño que causan cuando son utilizadas a una mano.
    • Excepción del Manual del buen guerrero: Existen varias armas contundentes (especialmente las de infante) que aunque sean de tamaño M, deben ser utilizadas a dos manos por criaturas de tamaño M.
    • De todo ello se infiere que:
      • Las criaturas de tamaño P solo pueden utilizar a dos manos aquellas armas cuerpo a cuerpo de tamaño M que las criaturas de tamaño M pueden utilizar a una mano.
      • Cuando una criatura de tamaño P utiliza una arma de tamaño M que puede utilizarse a una o dos manos por criaturas de tamaño M, debe utilizar las dos manos y las características de la entrada a una mano.
      • Las criaturas de tamaño P no pueden utilizar armas de tamaño M como armas arrojadizas (Clava, Martillo de guerra, Jabalina, etc.), tal y como aparece indicado en las anotaciones de la columna Alcance.
Así, un gnomo puede utilizar un Venablo o Lanza, pero esgrimiéndolo con las dos manos, aplicando el daño de la entrada a una mano y no podrá arrojarlo.

Garfio falcado, indudablemente el peor arma del juego

Debido a la cantidad de datos que ha sido necesario cruzar, es posible que la tabla contenga algún dato erróneo. Por ello, si alguien ve una errata, agradeceremos que nos lo haga saber.

2 comentarios:

  1. Artículo editado para organizar mejor las explicaciones de la utilización de las armas a una y dos manos.
    Tabla editada para añadir anotaciones en las armas de tamaño M, las cuales no pueden ser arrojadas por criaturas de tamaño P.

    ResponderEliminar
  2. Artículo y tabla editados: «Si el arma utiliza munición, su precio se indica en la anotación de la columna Precio».

    ResponderEliminar