sábado, 4 de febrero de 2017

Los lenguajes del Alineamiento




Hoy, en la comunidad de Google+ OSR en castellano, he hablado brevemente con +Manel Gómez Estruch  acerca de su reseña de la edición en castellano de Labyrinth Lord por parte de la editorial Nosolorol Ediciones. Específicamente, Manel me ha hecho recordar un tema muy interesante, el de los lenguajes relativos a los distintos Alineamientos en Dungeons & Dragons.

En la edición original de D&D de 1974 (OD&D), el libreto Men & Magic especificaba que todo Personaje conocía el lenguaje de su Alineamiento (el de la Ley, el del Caos o el de la Neutralidad), y que las criaturas —monstruos—, pese a que no pueden entender el lenguaje de su Alineamiento opuesto, lo reconocerán y atacarán al hablante. Sin duda son unas reglas un tanto extrañas. ¿Lenguajes de Alineamiento? ¿Significa eso que un hombre Legal conserva un lenguaje común con un hipogrifo, un centauro o un roc? ¿Un elfo neutral habla el mismo idioma que un orco, una hidra o una quimera?




Una idea sin duda peculiar, que se conservó en las ediciones de D&D Basic (Holmes, Moldvay y Mentzer) y de AD&D 1ª Edición (es decir, en todas aquellas ediciones en las que Gygax tuvo en mayor o menor grado el control creativo).

En la edición básica de Holmes, se decía que los lenguajes del Alineamiento incluían gestos secretos y contraseñas. En la edición avanzada, estos lenguajes se ampliaron a un total de nueve, tres por cada uno de los ejes del Alineamiento: lenguaje Legal Bueno, lenguaje Neutral Malvado, lenguaje Caótico Neutral... para colmo, cambiar de Alineamiento implicaba "olvidar" el antiguo lenguaje y pasar a "hablar" el nuevo.

Desgraciadamente, esta idea se abandonó por completo a partir de AD&D 2ª Ed. y nunca ha vuelto a ser recuperada en una edición oficial del juego —incluso muchos retroclones no la tienen en cuenta. Parece ser que muchos Jugadores no entendían o se quejaban del concepto, por lo que simplemente lo estaban ignorando en sus campañas. Cuando empecé a jugar a D&D Básico, no recuerdo haber utilizado jamás los lenguajes del Alineamiento, y tras 24 años de partidas con D&D, jamás los hemos echado en falta. Quizá porque no nos habíamos parado a pensar en las implicaciones que hay detrás de este concepto.

En 2007, Gary Gygax, contestando en un hilo del foro de Dragonsfoot, desveló el fondo del asunto. Traduzco sus palabras:

Decidí que el canto de los Ladrones no podía ser el único lenguaje secreto. Por tanto, los lenguajes del Alineamiento entraron en juego, el motivo racional es que fuesen parecidos al hebreo para los judíos o el latín para las personas católico-romanas.
Desde entonces me he arrepentido del añadido, ya que el hablante (excepto el Clérigo) debería tener un vocabulario limitado, y pocos conceptos pueden ser expresados o entendidos entre hablantes que no sean Clérigos mediante el uso de un lenguaje del Alineamiento.

(...)

Si los DMs restringiesen el uso de lenguajes del Alineamiento —principalmente porque insisto en ello, tal y como debiera haber hecho yo—, entonces el concepto es válido. Bajo mi punto de vista las lenguas secretas de un Alineamiento deberían ser panteístas, conocidas sólo para los Clérigos del mismo sistema de creencias y para órdenes especiales de laicos. Los fieles normales podrían conocer sólo unas pocas palabras, más o menos por identificación.

Es decir, lo que estaba diciendo Gygax con estas palabras es que los lenguajes del Alineamiento no se limitan a una región, raza o cultura concretas, si no que son códigos de expresión y conducta no verbal propios de unas religiones, unas filosofías y unas formas de ver el mundo. Es una idea poderosa con gran potencial, el cual desgraciadamente no se ha sabido explotar, hasta el punto de que su propio creador reconocía que tendría que haberla enfocado de otra manera.

Y es que hay varios conceptos interesantes bajo todo esto. Uno no puede evitar pensar en que el clero medieval europeo adoptó el latín como lengua litúrgica, pero también como vehículo para preservar el conocimiento. Un sacerdote de un Reino ibérico podía entender lo que escribían (o más bien copiaban) los monjes germanos, sólo por el hecho de que compartían las mismas raíces mítico-religiosas y un sustrato social parecido. Probablemente, las personas de los bajos estamentos apenas entenderían cuatro palabras de ese medio de comunicación, aquellas más repetidas en misa. Eso es un lenguaje de Alineamiento.

El caso del hebreo es parecido, pero aún tiene implicaciones más fuertes. Prácticamente se abandonó durante 20 siglos, pero a comienzos del siglo XX fue recuperado por personas de muy distintos lugares de origen (los sionistas emigrados a Palestina) porque compartían una filosofía y objetivos comunes.

Se me ocurren otros ejemplos que no nombró Gygax. Antes que el latín, los estudiosos europeos utilizaron el griego e incluso el árabe, porque los textos con interés cultural habían sido desarrollados por civilizaciones que empleaban esas lenguas, y todo eso a pesar de que para entonces ya habían desaparecido o habían perdido su hegemonía. Para los occidentales, el color blanco simboliza pureza, mientras que en muchas culturas orientales se asocia con la muerte; lo cual denota la existencia de dos grandes bloques culturales a escala mundial. El propio esperanto, además de un lenguaje, no deja de ser un modo de entender hacia dónde deberían derivar nuestras sociedades. ¿Y qué hay del lenguaje gestual iniciático de los masones? Personas de cualquier parte del mundo comparten una vía de comunicación por el hecho de pertenecer a sociedades elitistas con una filosofía común.



Así es; los lenguajes del Alineamiento, bien utilizados en la campaña, pueden sugerir que hay unas líneas maestras o unos nexos de unión e identidad que sobrepasan el clásico "bueno, son elfos, por tanto hablan... elfo, lenguas de los bosques y lenguas de sus enemigos". ¿Podrían los elfos compartir lenguaje con, por ejemplo, los Paladines, porque sus formas de entender el mundo se remontan a un lejano pasado común, donde existía una base religiosa que fue ramificándose? ¿Podrían los orcos entenderse con los Asesinos humanos porque en sus respectivas sociedades hay cultos a la muerte con un origen único? Es algo que entronca directamente con una de las ideas de la campaña clásica y prototípica de D&D, en la que las culturas y las razas se asientan sobre viejas civilizaciones ahora perdidas que tenían un conocimiento y una tecnología superiores. Las sociedades secretas de la campaña pueden tratar de rescatar y revivir esa época gloriosa, y por tanto existe un acervo cultural que sobrepasa los conceptos de raza o nación.

Dicho esto, me gustaría ver algún juego, suplemento o módulo que recuperase la idea original de Gygax y su interpretación, y la implementase correctamente en el mundo de campaña.

Edición: al respecto de esto último, +Francesc Castellanos comenta muy acertadamente en el grupo de G+ OSR en castellano que a partir de D&D 3ª Ed. se incluyeron los idiomas abisal, infernal y elementales. Por ejemplo, si un clérigo elfo y un humano se encuentran, podrían entenderse hablando celestial. Creo que Francesc ha dado en el clavo, precisamente esto es a lo que me refería en el artículo. Lenguajes ya no universales, si no planares, que representan fuerzas y filosofías e incluso se colocan por encima de religiones —un adorador tanar'ri de Demogorgon puede entenderse con un clérigo de Umberlee a través del lenguaje abisal. Creo que ésta es una correcta implementación de los lenguajes del Alineamiento: una regla sencilla, limpia, fácil de entender y que se refiere directamente al equilibrio de poder de la campaña y a lo que subyace bajo él, muy en la onda de la Balanza ideada por Michael Moorcock.




8 comentarios:

  1. Este artículo te ha quedado muy bien. Me ha llamado la atención la frase "...y que las criaturas [...] pese a que no pueden entender el lenguaje de su Alineamiento opuesto, lo reconocerán y atacarán al hablante." Con eso me parece entender que la filosofía de la regla estaba en que los lenguajes de alineamiento estaban, más que para comunicarse, para reconocer a criaturas del mismo alineamiento. En un D&D con solo tres alineamientos (Legal, Neutral y Caótico) tiene más sentido que en uno con 9. Quizás ahí es donde perdieron el norte y donde el comentario de Gygax tiene más sentido, pero lo que él dice de lenguaje de "religiones" no lo veo exactamente igual que el de los alineamientos, la verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pablo. Estaba pensando exactamente lo mismo, de hecho iba a editar el mensaje para añadirle que tiene mucho más sentido con 3 Alineamientos como "fuerzas" míticas-mágicas-cósmicas de la campaña, los grandes ejes que dirigen el mundo de campaña. Por ejemplo, Dungeon Crawl Classics presenta esa misma visión, aunque su diseñador llegase a la conclusión por caminos diferentes al de los lenguajes.

      Eliminar
  2. Muy interesante, la verdad. Si vas a darle un aire más mítico a la campaña (y menos 'de andar por casa/realismo sucio') los lenguajes de alineamiento pegan muy mucho.

    Es un tema que siempre me ha llamado la atención y sobre el que creo que se pueden sacar cosas chulas.

    ResponderEliminar
  3. Vi esto de los lenguajes cuando estaba buscando información sobre la historia de los alineamientos para este artículo: . En principio no me pareció más que una ida de olla, algo sin mucho sentido que no me llamó la atención.

    Pero ahora leyendo las aclaraciones del autor, sí podría tener sentido como lenguaje o elementos de comunicación comunes de todas las religiones de un mismo alineamiento. En este sentido, no le vería ningún problema para que funcionase con los nueve alineamientos de AD&D, y más en los Reinos Olvidados donde los dioses tienen mucha presencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Artículo sobre el alineamiento:
      https://dunions.blogspot.com.es/2016/09/sobre-el-alineamiento.html

      Eliminar
    2. En Reinos encaja mejor, porque todos los dioses tienen un único Alineamiento de dos ejes, y porque hay deidades más que suficientes para "llenar" todas las combinaciones de Alineamientos. La verdad es que se crean relaciones interesantes.

      Por ejemplo, el lenguaje "mítico-mágico-secreto-ocultista-iniciático-societario" Caótico Bueno sería compartido entre seguidores de Selûne, Elistraee, Tymora, Corellon, Sune, Sharess, Lliira, Lebelas Enoreth. Habría que extender la lengua a monstruos CB como ángeles, dríadas, titanes, pegasos, unicornios, gigantes de las tormentas, solares, djinnis, etc.

      Se crea una red de entendimiento y conocimientos compartidos bastante guapa, y te ayuda a ver el mundo de juego de otra forma. ¿Quién diría que los clérigos de Sharess comparten lengua secreta con los gigantes de las tormentas? De todo esto se pueden sacar bastantes ideas para módulos y aventuras.

      Eliminar
    3. Quizá más que lenguaje como tal, yo lo quiero entender como la utilización de una serie de expresiones comunes (e incluso lenguaje no verbal) referidas a cuestiones fundamentales del alineamiento. Como una manera de reconocerse, y de comunicarse, aunque sea de una forma básica, respecto a aspectos relativos a la forma de ver el mundo y cómo actuar frente a él, derivado todo ello del hecho de compartir un sustrato ideológico común transferido a través de la cultura.

      Eliminar
    4. Sí, la edición Basic de Moldvay es la que los describe en mayor profundidad, y ahí se dice específicamente "lenguajes secretos de contraseñas, señales de manos y otras expresiones corporales". Además se indica que no son lenguas escritas. Vamos, que sería lo que los anglosajones llaman "mannerism", gestos y maneras, junto con un pequeño vocabulario secreto transmitido oralmente por los líderes religiosos y similares.

      Eliminar