lunes, 2 de enero de 2017

Pantalla del Juez de Clásicos del Mazmorreo

Referencia Goodman Games: GMGFRPGD15P
Año de publicación Goodman Games: 2015

Referencia Other Selves: -
Año de publicación Other Selves: 2016






Publicado originalmente por Goodman Games para el Free RPG Day de 2015, el final del pasado año 2016 nos trajo, de la mano de la editorial Other Selves, la edición en castellano de este accesorio para el flamante Clásicos del Mazmorreo (CDM a partir de ahora), la versión española del pseudo-retroclón (si se me permite el palabro) Dungeon Crawl Classics —una de las propuestas con mejor salud del panorama rolero actual y un curioso homenaje a D&D y sobretodo a la literatura recomendada por Gary Gygax.

Ya hablé de Clásicos del Mazmorreo en la reseña de The Phlogiston Books volumen I; en esta ocasión me toca hablar de un elemento casi imprescindible en cualquier juego de rol que se precie, las pantallas para el director de juego. Y digo imprescindible porque, al margen de su utilidad, las pantallas son un elemento vistoso y efectista que, dado el nivel actual de las ediciones de juegos de rol, es casi obligatorio que las editoriales saquen unas al mercado para acompañar al libro o libros básicos.

En el caso que nos ocupa, la Pantalla del Juez de Clásicos del Mazmorreo se compone de tres cuerpos tamaño DIN A4 de un cartón satinado que —sin llegar a las calidades infames de aquellas pantallas de mediados y finales de los 90 que se caían con un estornudo; como aquellas de Kult, Ragnarok, Vampiro...— podía haber sido un poco más grueso para mejorar su estabilidad (o haber optado por un formato de menor altura que el A4).


La ilustración de la cara exterior es una maravilla de Doug Kovacs hecha en 2014, representando en cada uno de los cuerpos los tres ethos y Alineamientos del juego: Legalidad, Neutralidad y Caos. La cara interior contiene las tablas más socorridas del juego, incluyendo el tiempo que consumen las actividades típicas de combate, los modificadores al ataque, los resultados de imposición de manos del clérigo, la lista de armas y armaduras, los niveles de Dificultad, los casos cuando es necesario comprobar Moral, los efectos de expulsar lo impío; y —por supuesto— las tablas de Críticos para Personajes de Nivel 0 y Magos, la de Pifias general y la de Críticos de Monstruos. Siendo CDM un juego con una gran cantidad de tablas (y a menudo destinadas a casos muy específicos como pueda ser lanzar un conjuro concreto), es físicamente imposible reunir en tres A4 todo lo necesario para el trabajo del Juez, pero la selección es acertada y útil para agilizar un poco el transcurso del juego.

Además, la Pantalla del Juez viene acompañada de un taco de 100 Hojas de Personaje de Nivel 0 (bautizadas como "hojas censales") en tamaño A5. Estas hojas son utilísimas para las aventuras de tipo embudo (funnel) , aunque habría estado bien incluir unas pocas para Personajes que hayan pasado a Nivel 1 y elegido una Clase específica.


En definitiva, un producto utilitario producido con esmero sin descuidar ni un ápice la calidad (salvo el tema del grosor de las pantallas aunque, por lo que he podido ver, la edición original americana es muy similar), que deja patente una de las señas de identidad de toda la línea: su impresionante apartado gráfico. Un must have para los Jueces de Clásicos del Mazmorreo.



Edición


Arte


Contenido


Organización / Legibilidad


Utilidad 

No hay comentarios:

Publicar un comentario