domingo, 11 de septiembre de 2016

¿Sabías qué? Un paladín en el Infierno

Inauguramos en el blog esta nueva serie de entradas cortas sobre curiosidades y temas poco conocidos de la historia de Dungeons and Dragons y las repercusiones que tuvo y tiene en otros ámbitos. Abro fuego con esta ilustración en blanco y negro de David C. Sutherland III que aparece en la página 23 del Manual del Jugador de AD&D 1ª Edición en 1977:


Puede verse como un paladín trata de imponer su aura de bien (y su espada vengadora sagrada +5, que también contará algo, digo yo) sobre una horda de diablos baatezu, entre los que se distinguen a un enorme gelugon (ice devil según las reglas de la primera edición), un osyluth (bone devil), un cornugon alado (horned devil) y algunos spinagon (barbed devil). En la parte baja de la ilustración puede leerse la leyenda A paladin in Hell (un paladín en el Infierno).

Pues bien, la ilustración de marras dio de sí nada más y nada menos que 21 años después, 1998, ya que Monte Cook ideó un durísimo módulo de AD&D 2ª Ed. con claras alusiones a Planescape para personajes de Nivel 15 a 20 titulado, como no podía ser de otra forma, A paladin in Hell. La portada corre a cargo de Fred Fields y es un clarísimo homenaje a la ilustración de Sutherland:


La cosa parece que ya venía de antes, ya que en la página 91 de la Guía del Dungeon Master editada en el año 95 para AD&D 2ª Ed. (la llamada versión 2.2 revisada)  podemos ver una variante, con paladín, gelugon y cornugon incluídos:


El homenaje se alargó hasta los tiempos de la edición 3.5. Carl Frank realizó esta obra para el suplemento Fiendish Codex II: Tyrants of the Nine Hells, donde podemos ver al paladín de nuevo al borde del risco, haciendo frente a los spinagons:



Incluso el, llamémosle, "retroclón paródico" Hackmaster de 2001 hizo un homenaje a su manera, cambiando al paladín masculino por otro femenino, y sustituyendo algunos diablos por demonios (en la imagen pueden verse tanar'ri del tipo vrocks y manes alrededor de un diablo barbazu muerto):


Por supuesto, algunos fans de D&D captaron el guiño y recogieron el guante con sus propias versiones que homenajean la escena:






4 comentarios:

  1. Magnífica entrada sobre esta ilustración que siempre me llamó la atención.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por la entrada y el blog en general, un gustazo leeros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer para nosotros que os guste el blog :)

      Eliminar