martes, 19 de abril de 2016

Lenguajes en Reinos Olvidados

Existen multitud de lenguajes en los Reinos, desde aquellos que vienen por raza, por dialectos regionales, por símbolos profesionales y gremiales, hasta aquellos lenguajes secretos conocidos por grupos específicos o lenguas muertas hace siglos.

Entre las lenguas habladas, habría que destacar el común, lenguaje comercial usado -con sus variedades y acentos- entre todas las naciones de Faerûn (y entendido, por torpemente que sea, en casi cualquier parte de la superficie), el subcomún, una variante utilizada en buena parte de la Infraoscuridad y en menor medida el alzhedo (hablado en Calimshan y usado para el comercio) y otros idiomas regionales derivados del común (aglarondano, corymreano, damarano, túrmico, rashemí, lantanés, etc. etc.).

Muchas razas y subrazas semihumanas y (semi) civilizadas elaboraron sus propios idiomas hablados: el elfo, el elfo marino, el elfo drow (lenguaje silencioso), el enano, el gnomo, el mediano, el centauro, el wemic, el gigante (con sus subtipos), el kobold, el ogro (y su variante magi), el gnoll, el orco, el goblin, el troglodita, el tasloi, el yuan-ti, el hombre-lagarto, el bullywug, el bugbear, el thri-kreen, el aarakocra, el kuo-toa, el sahuagin, el jermlaine, el minotauro, las variantes licántropas, las variantes trolls,...

Monstruos, criaturas mágicas y seres especiales también tienen formas de comunicarse entre ellas (a veces no mediante la lengua hablada o ni siquiera el sonido): el auld (lengua de dragones), el contemplador, el pegaso, la esfinge, el lammasu, el dragón tortuga, el acechador invisible, el remorhaz, el osobúho, el sprite, el nixie, el pixie, el brownie, el korred, la driada, la sílfide, el sátiro, la masa sombría, el fuego fatuo, la arpía, los genios, el ki-rin, el sirénido, las ballenas, delfines y monos, etc.

Existen también lenguajes que se hablaban en el pasado pero ahora han muerto con las ruinas de los imperios que quedaron atrás: por ejemplo el mulhorandi o el unthérico. Por último, habría que reseñar las escasas lenguas que llegan a Faerûn desde otros continentes en forma de versiones condensadas y bastardas de sus variadas lenguas de origen: Midani (Zakhara), Nexalano (Maztica) y sobre todo el Alto Shou (Kara-Tur).

Entre los lenguajes hablados secretos encontramos el canto de los ladrones y los dialectos secretos druídicos. 

Lenguas escritas, no hay ni mucho menos tantas. Actualemente encontramos el común escrito, el espruar (originario de los elfos lunares) y las runas dethek (de los enanos). Existe una forma antigua de común escrito encontrado en ruinas de viejos reinos e imperios, el llamado thorass o común de Auld. Por último, como rareza, los ilusionistas gustan de utilizar un lenguaje escrito secreto, el ruathlek, aunque salvo en ciertas bibliotecas de la ciudad de Aguasprofundas es difícil encontrar textos en esta lengua.



Los tres idiomas escritos principales de los Reinos

La mayoría de población de Faerûn, sobre todo en el Norte y en el Centro, son analfabetas o semi-analfabetas. Esto ha conducido a la elaboración y diseño de un varios sistemas de símbolos y glifos, utilizados por aventureros, hechiceros, iglesias y organizaciones secretas o semi-secretas (como los Arpistas). Cada uno de estos símbolos es un ideograma, es decir, representa una palabra o concepto más o menos complejo, no un sonido, y sirve para advertir de peligros, recomendar lugares, señalar ruinas y tesoros, honrar a los dioses, firmar, blasonar, etc.

Aquí una pequeñísima muestra de glifos

Hay que recordar que los Personajes Jugadores comienzan hablando su lengua natal, habitualmente común y su variante local; salvo algunas comunidades cerradas élficas, enanas, gnómicas o medianas que hablan su respectiva lengua racial en detrimento del común. Si los PJs quieren hablar lenguajes adicionales de entre aquellos disponibles por su raza o lugar de orígen (y hasta el máximo permitido por su puntuación de Int), deben pagar casillas de pericias en no armas. Si quieren leer y escribir un idioma, deben pagar también casilla específica para cada uno de ellos, independiente de la casilla del idioma hablado.

Sí, sé lo que estás pensando. En AD&D y Reinos, es difícil comunicarse más allá del idioma común, y más raro aún es saber leer o escribir. Sin embargo, según el manual del Gran Tour de los Reinos (Vademécum de Campaña), se espera que algún aventurero del grupo sea capaz de al menos escribir y leer en algún lenguaje... pero claro, eso es mucho esperar. Sacrificar una de las escasas y valiosas casillas de pericias en no armas en leer/escribir... no es algo que todos los jugadores estén dispuestos a hacer (y, bueno, eso está bien, ésa es su libertad, la de poder llevar a un grupo de analfabestias dando tumbos por los Reinos).

Tercera edición de D&D regló más los idiomas regionales de cada nación, y permitió a los PJs ser políglotas mucho más fácilmente (comenzaban con 1 ó 2 lenguajes conocidos más su bono en Int y, excepto los bárbaros, todos sabían leer y escribir las lenguas asociadas a los lenguajes hablados), amén de crear una relación artificial entre raza / idioma hablado / idioma escrito. Personalmente, es algo que no me gusta. Por ejemplo, los Gnolls utilizaban esporádicamente el Thorass como lengua escrita (¿¿??), y podía darse perfectamente el caso de que un PJ elfo guerrero, explorador, hechicero o pícaro (por poner un ejemplo de clases que no destacan precisamente por su erudición) de Nivel 1 con Int 14 (+2, algo nada raro) hable común, élfico, dracónico y gnoll y por tanto escriba en común, élfico y thorass. Mmmmm... desde luego, puede estar bien para simplificar las cosas en un videojuego o una película, pero no es el tipo de ambiente que queremos crear en nuestra campaña de Reinos Olvidados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario